La inocencia arrancada a golpes

©UNICEF/GUA2016/SurProfundo

Carol tiene 13 años. Es una adolescente que parece más madura que muchos otros jóvenes de su edad, debido al entorno de violencia y peligro donde vive.

Guatemala es uno de los países más violentos del mundo. Cada día mueren violentamente 14 personas, entre ellos 2 niñas y niños, 40 quedan huérfanos por el asesinato de alguno de sus padres y nacen 6 bebés de niñas menores de 14 años, producto de una violación. La causa principal de la violencia alrededor de las escuelas y comunidades es la presencia de pandillas. El 60% de los estudiantes tiene miedo de ir a la escuela, aumentando el ausentismo y el abandono escolar.

Durante toda la semana, Carol se mantiene prácticamente encerrada, por miedo a la violencia. Su vida transcurre en tres ambientes: su casa, la escuela y los centros comerciales. En su hogar, sus padres se esforzaron por tener conexión a internet, televisor y algunas otras comodidades mínimas con el objetivo de que su hija tenga menos motivos para salir. De lunes a viernes, Carol va y vuelve de su casa a la escuela, acompañada por su mamá, sin detenerse en el camino. Los fines de semana, su papá la lleva de paseo a algún centro comercial.

©UNICEF/GUA2016/SurProfundo

En la escuela, dice Carol, el ambiente es bueno, aunque a veces hay niños que acosan y agreden a otros. También, dice, hay estudiantes cuyos parientes son pandilleros y llevan a este lugar algunas actitudes que han visto en su familia o en la calle. Eso sí, una vez que los alumnos han ingresado a la escuela, sus puertas se mantienen cerradas para evitar que los delincuentes entren, lo que ya ha ocurrido en el pasado.

Una de las maestras explica: “Vivir en este lugar es saber que ese día puede ser el último, es vivir con un temor constante”.

A unas cuantas cuadras de la casa de Carol, hay muchas tiendas y pequeños locales comerciales. Algunos exhiben un cartel especial en señal de que ya pagaron la extorsión del mes para que los pandilleros no los ataquen. Lo contrario sucederá con los que no tienen ese cartel.

UNICEF y sus aliados están impulsando el movimiento “Voces” para prevenir y reducir la violencia. La ciudadanía está participando a través de VozApp, una aplicación para celular que permite reportar incidentes y ayudar a prevenir la violencia en todo momento y lugar.

©UNICEF/GUA2016/SurProfundo

Los padres de familia y las comunidades se están organizando para crear entornos protectores para las niñas, niños y adolescentes, al tiempo que están reportando a las autoridades competentes situaciones de riesgo, hechos sospechosos o delictivos. Decenas de personalidades del sector gubernamental, medios de comunicación, artistas, empresarios y familias que han sido víctimas de la violencia, han sumado sus voces para demandar protección a niños y jóvenes, en todas partes y siempre, y actuar en su defensa.

Esta iniciativa forma parte de las alianzas de UNICEF a nivel mundial junto a Global Business Coalition for Education, el movimiento A World at School, Escuelas y Comunidades Fuertes (Strong Schools and Communities) y el Gobierno de Canadá.

Es vital contar con ambientes seguros y amigables, donde los niños y adolescentes se sientan seguros y protegidos para desarrollar todo su potencial. A pesar de todas las dificultades y peligros cotidianos, Carol mantiene su sonrisa, optimismo y esperanza.

Cada vez que se protege a la niñez de la violencia, hay esperanza.

UNICEF trabaja para salvar la vida de las niñas, niños y adolescentes en Guatemala. Para defender y garantizar el cumplimento de sus derechos.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store