Image for post
Image for post
©UNICEF/Guatemala/Patricia Willocq

En la vida hogareña de una niña o un niño, hay dos regalos que se le puede ofrecer: las raíces de un hogar seguro lleno de amor y protección y las alas de la autonomía, independencia y libertad.

Analí Elizabeth Ical Chun tiene 6 meses y vive con sus padres, su hermano y su tío en la comunidad indígena de San Pedro Carchá en Alta Verapaz, Guatemala. El entorno en cual crece los niños en sus primeros 1,000 días determina su futuro. Analí, tiene la suerte que muchos niños en Guatemala no tienen: está rodeada de amor y cariño que le da alas para enfrentar el mundo con una fuerza que se nota en su mirada.

Image for post
Image for post
©UNICEF/Guatemala/Patricia Willocq

Analí y su hermano Marlon Dubal Ical Chun, juegan con un chinchin en la cama de sus padres. El juego es esencial para desarrollo de la primera infancia y favorece el aprendizaje y el desarrollo de habilidades cognitivas, perceptivas, emocionales y sociales.

“Mi hermana trabaja en un EDIF (Espacio de Desarrollo Infantil en familia) entonces me cuenta mucho sobre el cuidado de los niños y el papel tan importante que tienen los hombres en el desarrollo de los niños. ¡A mi gusta mucho pasar tiempo con mis nietos!” dice Juan Oswaldo Ical Tzu, el tio de Analí.

Image for post
Image for post
©UNICEF/Guatemala/Patricia Willocq

Laura que acaba de cantar una canción en Q’eqchí, un idioma de origen Maya que se habla en los departamentos de Alta Verapaz, Baja Verapaz, Petén, Izabal y Quiché, ríe al ver su hija tan feliz cuando canta.

“¡A ella le gusta seguir a su hermano a todas partes y cuando él juega afuera grita hasta que salimos para buscarlo!” “Ves mi amor” dice su mamá “Marlon no está aquí!”

Image for post
Image for post
©UNICEF/Guatemala/Patricia Willocq

Laura y Analí pasan mucho tiempo afuera en la naturaleza. “Vivimos en un lugar muy aislado y es muy difícil para nosotros llegar a los servicios de básicos como los servicios de salud, por ejemplo. Pero hay que aprovechar de lo bueno. Aquí se respire aire puro y el entorno es muy lindo para que crezcan los niños”, comenta Laura.

Marlon es un niño de tres años muy activo y le gusta hacer travesuras como por ejemplo echarle agua a la gente o a los animales de casa. Su risa y felicidad es contagiosa.

Image for post
Image for post
©UNICEF/Guatemala/Patricia Willocq

“¡Ahora Analí quiere el pecho a cada momento y yo se lo doy porque me dijeron que eso es bueno para los bebés. Ella está cada vez más interesada en lo que comemos así que voy a empezar con la alimentación complementaria dentro de unos días!” dice Laura, su madre.

En todo el mundo, la lactancia materna y las prácticas de alimentación complementarias son deficientes. En Guatemala sólo el 50% de los lactantes son alimentados exclusivamente con leche materna y la mayoría de los niños pequeños no consumen una dieta mínimamente aceptable.

“¡Déjame mama! Yo ya sé cuidar a mi hermana y sé como sostenerla solo. ¡Soy fuerte como mi papa!” le dice Marlon a su mamá justo antes de dejar a su hermana al suelo para correr en el campo de maíz.

Image for post
Image for post
©UNICEF/Guatemala/Patricia Willocq

La primera infancia importa y cada abrazo, cada beso, cada juego fortalecen su autoestima y les dan raíces y alas para que desarrollen al máximo su potencial.

Image for post
Image for post
©UNICEF/Guatemala/Patricia Willocq

“Tengo mucha suerte” dice Laura “porque mis niños pueden tomar un baño cada día y esto no es la norma aquí en Guatemala. Mucha gente no tiene acceso al agua” dice la mama de Analí.

Image for post
Image for post
©UNICEF/Guatemala/Patricia Willocq

Para Laura, amamantar a su hija es un momento muy especial donde todo se para. Es un momento para pasar este tiempo con su hija, mirarla, acariciarla y darle este sentimiento de seguridad que tanto necesitan los niños pequeños.

Image for post
Image for post
©UNICEF/Guatemala/Patricia Willocq

Después de una mañana muy activa Analí cae por fin en un delicioso sueño profundo. Como la nutrición, el sueño tambien tiene una gran importancia para el buen funcionamiento del cerebro, porque les permite consolidar las aptitudes cognitivas y ejecutivas.

Para cada niña y niño, ESPERANZA

UNICEF trabaja para salvar la vida de las niñas, niños y adolescentes en Guatemala. Para defender y garantizar el cumplimento de sus derechos.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store